Publicado | Artículos.

colores-de-ti

 

El cerebro tiene patrones de funcionamiento relacionados con procesos físicos. Newton y sus investigaciones sobre la luz abren camino a interpretaciones metafóricas aplicadas en el contexto de la Cromociencia. Esta disciplina permite apreciar el funcionamiento del cerebro, activarlo y mejorar las actividades mentales, así como orientar o ajustar el comportamiento, y de esta forma ampliar la capacidad de pensar con mayor profundidad, logrando el equilibrio tanto en el comportamiento como el desarrollo de las capacidades intelectuales.

Es así, como la percepción de determinados colores puede relacionarse con estilos cognitivos y rasgos de personalidad, facilitando de esta manera una nueva forma de utilizar los colores en campos de la educación para el incremento de habilidades de razonamiento.

Una de las aplicaciones con grupos de estudiantes, se inicia con una etapa de sensibilización sobre el tema, y el desarrollo de los primeros ejercicios de percepción visual, que consisten en relacionar los colores con palabras y comportamientos, como también con ejercicios de manejo corporal, partiendo de actividades con las manos y brazos para incrementar su concentración y coordinación tanto gruesa como fina.

El color y las palabras señalan la relación con conductas o comportamientos comunes a estas palabras, como también la utilización de un pensamiento que surge de la parte superior del cerebro determinada como lógica, analítica, o de la parte inferior del cerebro clasificada como analógica intuitiva.

Estas partes del cerebro tienen directa relación con la frecuencia de onda del color, ya sean ondas cortas o largas. Las ondas cortas están conformadas por los colores denominado fríos: azul, blanco, negro y gris; y las ondas las largas que determinan los colores calientes son: el rojo, amarillo, anaranjado y el verde, este color que aunque está clasificado como de onda media se ubica como color caliente.

Los colores fríos (azul, blanco, negro y el gris) generan un pensamiento lógico, deductivo, analítico, y su correspondiente comportamiento. Los colores calientes (rojo, amarillo, anaranjado y verde) generan un pensamiento analógico, intuitivo y un comportamiento que impulsa a valorar, pensar y a actuar de esa misma forma.

Cuando se solicita a una persona que se aprenda la relación de ciertas palabras con sus sinónimos y las actividades o preguntas que con ellos se relacionan, se está logrando la utilización del pensamiento racional y del pensamiento emocional, como el comportamiento en concordancia con esa orientación.

Se entiende por pensamiento racional el que utiliza el método deductivo o de análisis (del todo a las partes), el pensamiento emocional, es el que utiliza el método inductivo (de las partes al todo); entendiéndose como pensamiento inductivo el que desarrolla la capacidad de síntesis y el deductivo la capacidad de análisis.

El presente método aplica la relación de la inteligencia emocional con los colores calientes de onda de frecuencia larga, de mayor velocidad de refracción de luz (rojo, amarillo y verde); estos colores estimulan la parte baja del cerebro o zona límbica, de evolución más primitiva, más antigua. La inteligencia racional, relacionada con los colores fríos de onda de frecuencia corta, que tienen una menor velocidad de refracción de la luz (negro, blanco, gris, azul), estimulan la parte superior del cerebro o zona cognitiva, de evolución más reciente.

La asociación del color con las palabras, las frases, los procedimientos, las preguntas, logran con facilidad, adicional a desarrollar los dos tipos de inteligencia, incrementar la capacidad expresiva e impactar el comportamiento. Igualmente, ayuda al desarrollo de conceptos y orientaciones en los procedimientos aplicados a la administración, la enseñanza, el aprendizaje, la toma de decisiones, entre otras formas de utilizar el pensamiento racional y emocional.

Niveles del Cerebro

  • Nivel del cerebro ejecutor: su uso impulsa a concretar las acciones.
  • Nivel del cerebro ordenador: su uso impulsa al orden, al método.
  • Nivel del cerebro evaluador: su uso impulsa a verificar, a controlar.
  • Nivel del cerebro creador: su uso impulsa a crear, a innovar.
  • Nivel del cerebro planeador: su uso impulsa a visualizar, a proyectar.
  • Nivel del cerebro motivador: su uso impulsa a la sensibilización, a los sentimientos.

Podría entonces hablarse de inteligencias de acuerdo al manejo efectivo de determinado nivel del cerebro: inteligencia para ejecutar, inteligencia para organizar u ordenar, inteligencia para evaluar o controlar, inteligencia para crear o innovar, inteligencia para planear, inteligencia para motivar.

Es necesario explicar que por lo general el hombre utiliza casi todos los niveles del cerebro, prefiriendo más el uso de unos que de otros. Los resultados del uso de determinados niveles del cerebro, acompañados de experiencias positivas, los fortalece. Sin embargo, cuando las experiencias anteriores son negativas, es posible que ese tipo de inteligencia y de comportamiento se bloquee o se restrinja.

Autores como Edwar de Bono (1) relacionan el comportamiento y el pensamiento con determinados colores, similar a los 6 niveles o dimensiones referenciados por la Cromociencia.

El método de la Cromociencia o de la aplicación del color, es utilizado para analizar los niveles del cerebro y sirve para evaluar las formas de comportamiento y tipologías del cerebro que se utilizan en el pensar o en el actuar, asociadas al gusto por determinados colores.

(1) DE BONO, Edward. Seis sombreros para pensar. España: Ediciones Granica, 1998.



Un Comentario para “¿Qué dicen los colores de ti?”

  1. Psic Feliciano Huendo Vazquez

    muy buena informacion me gustaria que la ampliaran o dejaran mas enlaces ya que esta super interesante

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *